De a poquito y con el correr de la Copa Diego Maradona, Central fue encontrando buenos funcionamientos. Ayer, el equipo del Kily González goleó 3 a 0 a Defensa con un gran segundo tiempo de los pibes del club que terminaron haciendo la diferencia frente al Halcón, que sigue con foco puesto en la Sudamericana, donde se medirá ante Coquimbo de Chile por una de las semifinales. 

Con estos tres puntos, el elenco rosarino se consolidó como líder absoluto de la Zona Complementación A y se ilusiona con jugar el clásico con Newell´s, el líder de la Zona B, que podría darse en una hipotética final.

Los goles del dueño de casa fueron convertidos por Joaquín Laso, de cabeza, en el epílogo del primer tiempo; el capitán Emiliano Vecchio, de penal, en el complemento, y por el ingresado Franceso Lo Celso, en el final del partido. El hermano de Giovanni se despachó con un tremendo golazo.

Los dirigidos por Hernán Crespo jugaron mejor en el primer tiempo porque se adueñó al comienzo y al final del mediocampo, desbordó por la derecha y generó tres llegadas claras que dilapidó por falta de puntería.

Central fue la antítesis del equipo de Florencio Varela en esa etapa porque perdía muy rápido la pelota en el medio y se exponía a las peligrosas réplicas, pero tuvo la habilidad de concretar en lo pogo que generó. A los 47 minutos del primer tiempo Laso, de cabeza, puso el 1-0.

El complemento fue otro partido porque el local aprendió rápido la lección, se adelantó, se adueñó de la pelota y se defendió con ella y continuando con su contundencia, terminó goleando. Tras el gol de penal de Vecchio (infracción previa dentro del área de Nahuel Gallardo contra Lucas Gamba). Sobre el final Lo Celso, con una "pincelada" de zurda desde fuera del área, sentenció el marcador.


Así, mientras Central se preocupa por terminar lo mejor posible, Defensa tiene la mente puesta en el encuentro de ida del jueves ante Coquimbo en la Cuarta Región y en seguir haciendo historia a nivel internacional.

 

Comentarios