El creador de la máquina. En el fútbol siempre se dice que los que definen las cosas son los jugadores. Y en gran parte es verdad, pero hay técnicos que mejoran mucho a los equipos. Este fue el caso de César Monasterio. Es que, luego de la salida de Fabián Cabello, Liniers lo fue a buscar y lo que pasó fue historia conocida: campeón del Clausura y ganador del primer ascenso en una finalísima ante Puerto Nuevo para que la Topadora vuelva a la C. Y para César, la alegría fue por partida doble ya que pudo disfrutarlo con su hijo Tadeo, integrante del cuerpo técnico como analista. Por eso, en charla con Crónica del Ascenso, el DT contó como fue llegar a Villegas y sostuvo que este ascenso es un recuerdo que no se va a olvidar jamás.

-Llegaste y armaste un equipo campeón, ¿cómo fue el proceso para que Liniers termine festejando?

-Nosotros llegamos. Nos convocó la dirigencia para tomar el mando cuando habían pasado dos fechas del Clausura. Tuvimos una seguidilla de cinco triunfos. Fue todo bastante rápido, encontramos rápido el equipo y eso nos dio la base para poder festejar.

-Y no solo te diste el lujo de ascender, sino que lo hiciste con un cuerpo técnico donde se encuentra tu hijo Tadeo...

-Somos como perro y gato, ¡je! La verdad que trabajar con Tadeo fue fundamental. Era el que nos mostraba todo lo que tenía que ver con los rivales. Con esto pudimos corregir, mejorar y aprovechar los errores del rival. La verdad que me pone muy contento disfrutar el ascenso con él.

-¿Hubo algún momento bisagra en el que se dieron cuenta que iban a ascender?

-Nuestro objetivo de base era pelear el torneo y entrar a la Copa Argentina. Pero creo que el partido con Sportivo Barracas, porque le ganamos y agarramos la punta para no soltarla más. Ese fue el partido que nos hizo sacar ventaja. Y bueno obvio después la final con Puerto Nuevo.

-¿Cómo viviste la final?

-Fue una final durísima. Ellos en el Clausura no tuvieron el mismo rendimiento, pero mantuvieron la base. Las finales son finales. Nosotros fuimos, ganamos allá y festejamos en casa. Hicimos una gran final.

-¿Y el futuro? ¿Pensas en lo que va a ser jugar la C?

-Primero tenemos que definir si arreglamos nuestra continuidad, ¡ja! Pero si ya estamos pensando en la pretemporada. Sabemos que la C es una categoría muy dura y que nadie te regala nada. Hay que estar preparados y creo que este grupo va a seguir logrando grandes cosas.

Comentarios