En un partido trabado y sin llegadas a los arcos, Colón y Unión igualaron sin goles en el clásico santafesino.

Por ser local, el Sabalero tenía la obligación de ser protagonista en el campo de juego. Mientras que a Unión, en la previa, el empate no le caía mal en sus aspiraciones en esta Superliga. 

La falta de juego de Colón, sumado a la escasa ambición del Tatengue para buscar la victoria, decantaron en un partido muy aburrido por donde se lo mire.

A los cinco minutos de comenzado el partido, el arquero Joaquin Papaleo tuvo que ser reemplazado por Marcos Peano tras recibir un pelotazo en la cara. El guardameta Tatengue tuvo que ser hospitalizado de urgencia porque perdió la visión de su ojo izquierdo.

Las situaciones más claras del partido estuvieron en el segundo tiempo, una para cada equipo. Unión pudo abrir el marcador con un cabezazo de Botinelli que se fue desviado.

Y Colón tuvo su chance con un remate desde el punto penal que se fue lejos del palo izquierdo de Peano.

Comentarios