Venía de quedar afuera de la Sudamericana, de perder con Boca por la Superliga... Llegaba realmente tocado desde lo anímico, pero Colón supo reponerse y ante Newell´s, mostró una superioridad en las intenciones y en el juego, que marcaron una diferencia mayor a la que reflejó el marcador, siendo Aguerre, el mejor de todos.

Colón salió decidido a liquidar cuanto antes el encuentro. Pero en ese camino se encontró con la buena actuación de Aguerre, sumado a la falta de fortuna o puntería. El conjunto de Domínguez ganó el medio, dejó en Estigarribia el manejo de la pelota y poco le costó entrar al área de Newell´s para generarle peligro.

El gol fue esquivo hasta los 35 cuando Chancalay se tomó el tiempo justo y necesario dentro del área para definir ante la estirada del arquero de Newell´s.

En el segundo tiempo, el ingreso de Formica, más un cambio de actitud de todo Newell´s, le permitió a la visita, llegar con más claridad al arco de Colón. El equipo de Domínguez aguantó bien parado el embate de los rosarinos, y tras superar los primeros 15 minutos, comenzó a hilar varias contras que pudieron terminar en gol para el local.

Y el partido se fue yendo... entre la impotencia de Newell´s, y el conformismo de Colón.

Chancalay celebra el primer gol de Colón en el partido. (FotoBaires)
 

Comentarios