Conmebol es realista sobre la situación de los equipos no sólo de la Argentina, sino de toda la región y por eso que decidió premiar con 1 millón de dólares a cada equipo que salga campeón y el primer favorecido fue nada menos que Boca, quien se quedó con la Copa Liga Profesional. Pero no todas son sonrisas, ya que cuando lo fue a cobrar, la AFA se quedó con el cienta por ciento, ya que considera que debe dividirse entre los dos torneos que se disputan en los semestres.

Del actor participaron el presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Alejandro Domínguez, el mandamás de la Asociación del Fútbol Argentino Claudio Chiqui Tapia y Juan Román Riquelme y Jorge Amor Ameal en representación del Xeneize. 

“Este premio, que en este caso no puede paliar todas las necesidades, es una ayuda económica que no estaba contemplada", dijo el directivo paraguayo en la conferencia de prensa brindada junto con Chiqui Tapia en un hotel del centro porteño.


“Acá tienen un amigo y un aliado. El futuro será mucho mejor. Les agradezco a todos los dirigentes y en especial a 'Chiqui' Tapia", expresó.

Por otro lado, Domínguez, de vínculo cercano con el mandatario de la AFA, elogió al seleccionado nacional por "volver a los primeros planos" y adelantó que el Mundial Qatar 2022 no le resultará "imposible".



“Estamos trabajando con la FIFA y la UEFA para que nuestros equipos y selecciones tengan más participación en el mundo para generar más ingresos. Tenemos que trabajar en conjunto para ver qué más podemos hacer”, adelantó.


“Quiero pedirles a los equipos argentinos que sigan compitiendo en los torneos internacionales. Lo que se viene va a ser mejor”, concluyó Domínguez.

Comentarios