La carrera deportiva de Martín Benítez transita con muchos vaivenes. Debutó a los 17 años de la mano de Ramón Díaz y todo el mundo del fútbol habló de sus condiciones; perdió la titularidad en varias oportunidades porque no pudo aprender a convivir con sus propios altibajos; sufrió la participación de un juicio por aparecer en una juntada junto a Alexis Zárate, acusado de violación; estuvo cerca de ser transferido en varios mercado de pases pero las operaciones se cayeron bruscamente; alcanzó su pico máximo de rendimiento en la obtención de la Sudamericana 2017 (con un gol inolvidable a Atlético Tucumán que aún perdura en la retina de los hinchas) pero en el corriente semestre volvió a alternar.

Benítez dijo sentirse a gusto en Independiente. (Foto: Nahuel Ventura)

Esa serie de situaciones disímiles no sólo se perciben en en campo de juego sino también en la tribuna, ya que para los simpatizantes de Independiente muchas veces fue héroe pero en varias otras se vistió de villano.

Así y todo, el misionero no pierde la tranquilidad, se aferra a Dios como estilo de vida y cree que todo lo que ocurre es por algo. Sin ir más lejos, este lunes dialogó con Fox Sports y fue contundente al ser consultado por las críticas que le tocó recibir en la parte roja de Avellaneda: "Los que no me quieren, cuando me vaya me van a extrañar. Siempre trato de dar lo mejor y poner la cara, tanto en los momentos buenos como en los malos. Estoy en Independiente, yo pienso jugar acá. No pienso en mi futuro, disfruto de vestir esta camiseta porque es muy linda y me dio muchas cosas. Acá hice varios goles importantes. Me siento muy bien. No tengo nada que reprocharme y sé que tengo mucho más para dar".

Y prácticamente de inmediato, trató de justificar el motivo por el cual Ariel Holan decidió buscar otras alternativas en su puesto: "Parece que cuando hacés un gol salís en todos lados. Venía haciendo bien las cosas, pero no se estaban dando los resultados, el DT tuvo que cambiar y salí yo. No me tocó ser titular en dos o tres partidos pero me tocó entrar cuando el técnico me necesitó. Me siento importante. A nivel grupal no arrancamos como queríamos pero de a poquito empezamos a ganar y a encontrar el equipo. ojalá encontremos el camino para que todos los jugadores podamos seguir creciendo en la previa al inicio de la Copa de la liga"

Comentarios