La partida de Eduardo Salvio aceleró la necesidad de Boca por conseguir un jugador en esa misma posición de extremo. El apuntado por la dirigencia es el colombiano Diego Valoyes, de Talleres, club que pide una elevada suma por el jugador. Pero cuando nadie lo esperaba, el "Xeneize" tiene un as bajo la manga: Cristian Pavón.

Separado del plantel y ahora en Atlético Mineiro tras quedarse con el pase en su poder, el cordobés apaeció como una imprevista llave que puede abrir definitivamente las puertas de la negociación por Valoyes.

¿Por qué? Porque Boca le reclama a Talleres la suma de 2.400.000 dólares, dinero que en su momento la dirigencia comandada por Daniel Angelici le adelantó a los cordobeses en concepto de una futura venta del punta.

Como el furbolista se fue libre y no le dejó rédito económico al club de la Ribera, pretenden que se gire nuevamente ese dinero, aunque la idea principal es que esta deuda facilite la contratación de Valoyes, involucrándola en la negociación que iniciarían en los próximos días.

Comentarios