No todo es alegría en Independiente. Pese a que anoche el Rojo dio un paso muy importante en la Copa Libertadores, las malas noticias rondaron por el predio que el club tiene en Villa Domínico. 

En la madrugada de hoy, un grupo de delincuentes ingresó por el sector de la confitería y el sector de utilería donde habitualmente se entrena el plantel de Primera División. Se llevaron ropa y el plasma que Ariel Holan usa durante las prácticas.

Desde el club están haciendo un inventario de todo lo robado para hacer la denuncia correspondiente del caso.

Comentarios