Tras el partido, el director técnico de Argentinos, Diego Dabove, fue cauto con la situación insólita de la previa con respecto a las camisetas, y se enfocó en la actuación del equipo. "Más allá de cualquier situación externa, no hay que desenfocarse de lo futbolístico. El primer tiempo me gustó un poco más y en el segundo estuvimos unos metros más atrás de lo que queríamos", manifestó.

"Jugamos frente a un gran rival, en una cancha muy complicada. Aún así, pudimos dar una muestra de carácter, pero tenemos que seguir mejorando", agregó el DT.

Argentinos no tendrá descanso y este lunes a las 7 viajará a Venezuela para enfrentar el próximo miércoles a Estudiantes de Mérida por la Copa Sudamericana, que la semana pasada se suspendió por la situación política y social que atraviesa el país. "El partido en Venezuela se pudo haber jugado, pero nosotros no lo suspendimos. Tampoco queríamos que se suspenda", concluyó.

Comentarios