Debut agridulce para Gustavo Alfaro y para este Boca que está intentando cambiar la identidad. Esa confusión que dejó la “pesada herencia” de Guillermo Barros Schelotto, con jugadores que tuvieron rendimientos muy dispares. Un partido en el cual Alfaro sacó sus conclusiones, en especial cuando buscó en el banco las soluciones a los problemas del primer tiempo.

Quizás la dupla de los dos nueve más Mauro Zárate pueda ser realmente el camino que puede comenzar a transitar. Mientras tanto hubo un partido que fue de a ratos para el local y de a ratos para la visita, que tuvo todo para ganar sobre el final, pero no pudo. En el primer tiempo, la diferencia la marcó la categoría de Maxi Rodríguez, y su remate cruzado para la apertura del marcador.

El resto fue repartido. Hasta podríamos decir que otra cosa hubiera sido esta etapa si  Darío Benedetto concretaba una de las dos jugadas que tuvo al comienzo. Pero se sabe, el fútbol cotiza con goles, y en este rubro, el equipo rosarino, sacó la primera sortija con la vuelta al club de la “Fiera” Rodríguez.

Desde lo táctico y estratégico, Boca mostró buena salida con  Ivan Marcone, alternándose con Barrios quién iba más arriba, y en esto quedó la sensación que cuando Barrios se metía entre los centrales, era donde mejor rendía. Por el lado del local, hubo actuaciones excelentes, como la de Mauro Formica, que asociándose a Nadalín, sometieron constantemente a  Leo Mas.

Apareció el Pipa
En la segunda parte, el partido no varió demasiado. Boca con el apuro y con pocas ideas, quedó expuesto a la tranquilidad de Newell´s y a las contras del local. Tuvo dos, que no supo concretar. Pero el Xeneize también tuvo sus chances. La entrada de Zárate le dio mejor aire al equipo, en lugar de  Carlos Tevez, y así llegó el empate, tras una buena jugada del ex Vélez y la definición de Benedetto.

El partido pudo haber cambiado de dueño, porque Newell´s, con un pelotazo en el palo y Boca, con dos situaciones mal definidas por un Pavón que sigue siendo un ilustre desconocido. Para Boca, el empate terminó siendo valioso por cómo se dio el partido, aunque al final pudo haber perdido como también festejado. Primer punto en la era Alfaro, que deberá corregir varias cuestiones, a pesar de que esto recién comienza. 

Pavón marcado por Maxi Rodríguez. 
Marcone vistió por primera vez la camiseta de Boca.
Benedetto volvió a repetir su polémico festejo sacando la lengua. 
 

Comentarios