Dijo basta. Hasta acá llegó. A los 40 años, Rodrigo Braña tomó la determinación de colgar los botines y retirarse del fútbol. Lo que resta saber es si será este viernes cuando Estudiantes visite a Banfield en la revancha de la primera fase de la Copa de la Superliga, en el encuentro ante Sarmiento de Resistencia por Copa Argentina o, en todo caso, cuando concluya la participación del Pincha en el semestre.

En silencio. Así quiere que sea el momento que deje la actividad el Chapu. Fiel a su carrera, le pidió a la dirigencia del León no realizar ninguna medida marketinera para atraer seguidores. El mediocampista llegó por lo bajo al club, se ganó el amor de sus hinchas y así aspira a que sea su último cotejo como profesional.

Braña arribó a Estudiantes en 2004 y se convirtió en el segundo gran referente del plantel que ganó el Torneo Apertura 2006, la Copa Libertadores 2009 y el Torneo Apertura 2010, solo por detrás de Juan Sebastián Verón.

En total, jugó 334 partidos con la camiseta albiroja y obtuvo 165 victorias, 84 empates y 85 derrotas, marcando nueve goles.

Comentarios