Cuando más lo necesitaba, UAI Urquiza hizo lo que debía... Después del triunfo de Almirante Brown y el empate de Flandria, el Furgón asimiló la presión de la mejor manera y ante San Telmo sumó tres valiosos puntos para meterse en posición de Reducido. Para el Candombero, adiós a una racha de 13 presentaciones sin derrotas.

El trámite fue bastante parejo a lo largo de los 90 minutos. Y también en las llegadas nítidas, teniendo en cuenta que en los primeros 45 minutos se repartieron las acciones claras: Franco Aragón estuvo muy cerca de poner en ventaja al local, de no ser por el poste que se interpuso a su remate. Luego respondió la visita, con un cabezazo de Toledo que se fue apenas alto.

En el complemento, la tónica no varió demasiado. Lo que cambió fue la puntería, ya que Gonzalo Cozzoni aprovechó un envió al área y de palomita abrió el camino del triunfo local. Pablo Frontini contó con una inmejorable chance de poner las cosas como al principio, pero no pudo con la resistencia de Ignacio Pietrobono.

El final tuvo el festejo del Furgón, que ganó un partido clave para ilusionarse con la disputa del Reducido por el segundo ascenso.

Comentarios