Huracán llegaba con 5 partido sin triunfos y este domingo tenía la oportunidad para cortar la racha en el Tomás A. Ducó. Enfrente estaba San Martín (Tucumán), último en los promedios, y con un técnico nuevo, Ricardo Caruso Lombardi, que no había podido cambiar el rumbo en su debut, en la fecha pasada.

Sin embargo, el equipo dirigido por Antonio Mohamed volvió a perderse en las mismas imprecisiones de siempre y cayó por 3 a 1 apretando un poco más la soga alrededor del cuello del Turco.

Fueron los tucumanos los que comprendieron cómo debía jugarse el partido. Por eso, desde el inicio, salieron a jugar con dientes apretados, aunque intentando darle un buen destino a la pelota. Así, a los 13 minutos del primer tiempo, el Ciruja se puso en ventaja luego de una gran jugada por el sector izquierdo de Gonzalo Rodríguez, quien tocó al medio para que Matías García cruzara el remate que se convirtió en el primer gol del partido.

El Globo no encontraba los caminos para acercarse al arco rival, pero fue el propio equipo tucumano el que le favoreció el trámite. Moreira se durmió ante una pelota que debió dominar sin problemas y permitió que Andrés Chávez se la robara y batiera a Carranza para empatar el partido.

Después de la igualdad, el local pareció revivir, pero las intenciones se quedaron sólo en eso y el primer tiempo finalizó sin vencedores ni vencidos.

No obstante, el inicio del complemento volvió a mostrar a un Huracán somnoliento y a un San Martín voraz, Por eso, a los 4 minutos, García, la figura de la cancha, ingresó al área y fue derribado por Araujo. El penal fue ejecutado por Nicolás Giménez y apenas comenzado el segundo tiempo, el partido pareció terminarse.

La desesperación se apoderó de los hombres del Globo y las ideas ya no fueron claras. Eso quedó de manifiesto a los 27 minutos, cuando, entre Rossi y Sills perdieron una pelota increíble y generaron un ataque rival en el que Vitale y Pons quedaron solos ante el indefenso Pellegrino para liquidar el pleito y darle una vida más al Santo, que, a pesar del triunfo sigue hundido en el fondo de los promedios.

El Santo Tucumano celebra un triunfo clave en su lucha por no descender. (Fotobaires)

Comentarios