La cuarta aventura de Antonio Mohamed como entrenador de Huracán es muy distinta a las anteriores. Esta vez no arriba como el bombero señalado para apagar el incendio, sino que llega con objetivos mucho más ambiciosos. En Parque Patricios no hay crisis de ninguna índole: económica, deportiva ni institucional. Sin ir más lejos, se encuentra en la cuarta ubicación en la Superliga y en el 2019 tendrá el agrado de participar de la Copa Libertadores.

Por eso, apenas se sentó en la sala de conferencia el día que fue presentado, el Turco indicó que en el actual mercado de pases no buscará "relleno" y sólo contratará jugadores aptos para jerarquizar el plantel, con el agregado de que también indicó que moverá la menor cantidad de piezas posibles en el equipo titular.

¿Cuáles son los puestos que desea sumar para el semestre que se avecina? Un arquero si es que Marcos Díaz toma la decisión de cambiar de aire, un mediocampista -más vinculado a la generación de juego-, un centrodelantero y únicamente pedirá un defensor si es que emigra alguno de los que conforman la nómina actual.

Si bien lleva muy pocas horas en el cargo, el entrenador entiende que no dispone de tiempo para despilfarrar. Por eso ya se reunió con la Comisión Directiva, a la que le entregó un listado con los apuntados en cada ubicación. En relación al arco, la mayor obsesión para por sostener a Marcos Díaz, pero caso contrario apuntarán a Carlos Lampe, Agustín Rossi o Mariano Andújar; en el mediocampo Sebastián Pérez y Emanuel Reynoso despiertan el interés del entrenador; en la zona ofensiva considera que debe buscar a un goleador y los que están en carpeta son Walter Bou (con poco lugar en Brasil) y Santiago García, quien desistió de seguir su carrera en Toluca debido a que desea jugar en Argentina.

Por su parte, Paolo Goltz -con quien mantiene una relación muy grata- es el señalado del Turco en caso de sufrir la pérdida de algún marcador central durante el actual receso.

Comentarios