Transcurrían ocho minutos infracción del partido entre un convulsionado Rosario Central y Colón, que con algunos suplentes se presentaba en el Gigante de Arroyito para jugar ante el vecino su compromiso por la Copa de la Liga Profesional.

Y si bien la cabeza del Sabalero está puesta en la Copa Libertadores, el conjunto que dirige Pelusa Falcioni se veía favorecido por un blooper que terminó en el fondo del arco Canalla: Gaspar Servio quiso jugar rápido pero le rebotó a Santiago Pierotti, quien estiró la pierna para evitar el saque limpio del arquero, y tuvo la suerte que el balón se metió dentro de los tres palos.

Ante esta situación, el arquero local reclamaba que Pierotti lo había obstruido en su saque y en el mientras tanto, sus compañeros pedían que revisaran en el VAR para analizar la posición de los futbolistas visitantes, en la jugada previa a la acción que derivó en el gol de carambola. 

Vale destacar que si bien se percibe la posición adelantada, el árbitro Facundo Tello no lo consideró ya que el arquero local ya contaba con posesión de la pelota y así dio por terminada la situación de ataque sabalera.

Recordemos que en el 2008, Colón también pasó por una situación similar en cancha de Racing. Allí Pablo Migliore decidió sacar rápido y la pelota rebotó en el Bichi Fuertes y se metió adentro del arco de la Academia. 
 
 

Comentarios