Todavía con la bronca y la desazón por lo sucedido el fin de semana en la interminable final de la Copa Libertadores contra Boca, el termostato de los hinchas de River era uno de uno de los interrogantes que se presentaban en Mar del Plata. El encuentro contra Gimnasia por la Copa Argentina sirvió como prueba para ver la reacción de todo lo que está sucediendo en torno a la disputa o no de la finalísima de la Libertadores. Y los cantos de los simpatizantes millonarios en La Feliz tenían un solo destinatario: el Xeneize.

Desde que se abrieron las puertas del José María Minella, la gente empezó a copar la tribuna cabecera del estadio y allí empezaron a surgir los primeros cánticos. ¿Los hits de la jornada? "Me parece que Boca no quiere jugar", "Boca sos cagón" y "El que no salta abandonó" fueron las canciones que entonaron bajo el unísono, dando a entender la bronca de los hinchas por la postura del máximo rival de no querer disputar el partido y pedir el título de campeón.

Ovación para el Pity

En tanto, si bien hubo aplausos generalizados para todos los jugadores, los que tuvieron más dedicatorias de los fanáticos millonarios fueron el entrenador Marcelo Gallardo y Gonzalo Martínez. En especial para el Pity, a quien ovacionaron recordando los goles que le convirtió a Boca al ritmo de "El Pity Martínez, que loco que está".

Es que en Mar del Plata, más allá del partido con Gimnasia, la mirada de los hinchas está puesta en todo lo relacionado a la final de la Libertadores con Boca. Sobre todo, porque los simpatizantes millonarios quieren jugar sí o sí el partido contra el rival de toda la vida.

Comentarios