El fútbol es dinámico y cada vez resulta más difícil encontrar futbolistas que se aferren a una institución. Por eso Gabriel Hauche fue homenajeado anoche al cumplir 150 partidos con la camiseta de Argentinos. La celebración se efectuó antes de iniciarse el encuentro y, una vez culminado, el Demonio siguió con un clima festivo.

Porque si bien la gente se retiró con una sensación agria por no haberse impuesto en el marcador, el delantero considera que el resultado puede ser favorable: "Que no nos hayan metido goles es importante. Ojalá podamos hacer un gran partido allá. Hicimos buenos encuentros de visitante y esperamos seguir por esa línea en La Bombonera. En este equipo nadie regala nada. El que no corre y mete, no juega", inició su relato.

Y de inmediato agregó que "es muy importante llegar a tantos partidos en esta institución, me abrió las puertas en 2006 cuando vine de Temperley y recibo un cariño permanente por parte de la gente. Estoy muy agradecido por mi actualidad".

Comentarios