Hace unos días el fútbol de ascenso se estremeció por lo acontecido en las adyacencias al estadio de Laferrere, donde barras del Verde, armados con ametralladoras, esparcieron el miedo en los vecinos del barrio. 

Este domingo, en cancha de Ituzaingó también prevaleció el miedo ya que dentro del estadio del León encontraron una granada.

Según informaron desde la Agencia de Prevención Contra la Violencia en el Deporte (Aprevide), efectivos de la Policía bonaerense hallaron el artefacto explosivo en la inspección del estadio, antes de su apertura.

La granada había sido escondida debajo de la tribuna visitante por lo que se ordenó el cierre de las instalaciones y la correspondiente evacuación, tal como indica el protocolo en estas ocasiones.

La Brigada de Explosivos se hizo presente en el lugar, retiró la granada del estadio y la detonó en un lugar seguro.

Horas más tarde pudieron reabrir la cancha del León para que se dispute el partido entre el local y Deportivo Merlo, que terminó igualado sin goles.

Comentarios