Independiente fue, en la primera etapa, la imagen del bacán que trasnochó y olvidó que temprano tenía una obligación por cumplir. Entonces la pasó mal en el arranque. "Entramos un poco dormidos en el primer tiempo, después en el segundo nos acercamos mas a lo que queríamos nosotros, por ahí con la expulsión se nos complicó para ir a buscar el resultado", manifestó Silvio Romero.

El autor del segundo gol del Rojo, reconoció: "En la parte final planteamos el juego igual que lo estaban haciendo ellos, más friccionado y a eso le agregamos el juego que queríamos lograr. Gracias a eso logramos generar situaciones que en el primer tiempo no tuvimos".

Ante la consulta sobre si el rival apeló al juego violento, el Chino no dudó: "No sé si fue un juego brusco, es a lo que esta acostumbrado Estudiantes; sabíamos que iba a ser así".

Comentarios