Walter Erviti se quedó con ganas de jugar más tiempo en Boca. Y lo recordó de esta manera: "La verdad es que me hubiese encantado jugar mucho tiempo en Boca, es un club muy exigente y yo con esa edad tenía que hacer un gran despliegue". 

Agregó que "se me hacía muy difícil con 33 años. La verdad que fue un placer jugar con Riquelme, lo hizo en un nivel increíble y llegamos a una final  de Copa por su gran desempeño", destacó en diálogo con Boca Late.

Erviti, con la camiseta de Boca.

Luego, se deshizo en elogios para con la Bombonera: "Todos los que la han pisado lo dicen: tiene peso propio. A veces, hasta es difícil comunicarte con un compañero. Tenés que empezar con señas porque no te escuchás. Es un lugar único a nivel mundial y un punto a favor que tiene Boca”.

Comentarios