Que la fecha se dispute dividida, en varios días y horarios, a veces genera cosas como la de este viernes: con el empate entre Acassuso y Fénix, Estudiantes consiguió el ascenso a la B Nacional, categoría a la que retornará tras 18 años, ya que había descendido en 2001. Con 5 partidos aún por disputar, el elenco de Caseros logró el principal objetivo de la temporada, que era uno de los 4 ascensos directos y aún cuenta con chances de salir campeón, pero deberá descontarle 7 puntos que le lleva Barracas Central, su rival de este sábado (a  las 17 y por TV), como local.

Habrá fiesta antes, durante y después del duelo con el Camionero. El tan ansiado ascenso ya es una realidad y habrá que "tirar la casa por la ventana". Se espera una multitud en el estadio, aunque la fiesta en realidad arrancó este viernes alrededor de las 17.30...

El plantel realizaba un entrenamiento en la cancha y tal vez aprovechando el feriado, muchos hinchas se acercaron y una vez finalizado el encuentro de Acassuso comenzaron a cantar y a lanzar fuegos artificiales. Poco después se les permitió el ingreso a una de las tribunas del estadio, donde celebraron como si se tratara de un partido... Tenían motivos de sobra para festejar esos simpatizantes. Varias veces el equipo se quedó "ahí nomás", pero esta temporada fue la que le permitió decirle "adiós" a la Primera B. 

Comentarios