Se iba la noche en un empate aburrido pero, gracias un penal que Maxi Rodríguez cambió por gol en el descuento, Gimnasia se llevó un triunfazo 1-0 del Bosque ante Gimnasia y ganó el partido de ida de la Copa de la Superliga.

Ofrecieron muy poco en el primer tiempo. Sin cambio de ritmo en el último tercio de la cancha, todo se tornó previsible y jugado a un ritmo cansino. O sea, muy parecido a lo que ambos mostraron en el Superliga que acaba de terminar. Dentro de este contexto soporífero, fue la Lepra quien generó la primera de riesgo: gran habilitación de Maxi Rodríguez para Leal que, entrando por izquierda, definió desviado.

De a poco, Gimnasia fue ganando en tenencia y comenzó a generar algunas aproximaciones, como un remate de Hurtado que pasó cerca del palo derecho o un tiro libre desde la derecha ejecutado por Ayala que Aguerre mandó al córner. Y, a los 29, llegó la más clara: mala salida de Paredes desde el fondo, Tijanovich presionó, ganó el balón, se la picó al arquero y, cuando la pelota tenía destino de gol, fue Paredes el que enmendó su error para sacarla de cabeza sobre la línea.

De ahí hasta el cierre de la etapa, el Lobo contó con un zapatazo de Faravelli que se fue cerca y con otro tiro libre de Ayala que salvó, en gran forma, Aguerre.

El segundo tiempo fue igual o más flojo. Sin embargo, Maxi Rodríguez lo tuvo para Newell's con un remate combado que pasó muy cerca, y Gimnasia respondió con una buena combinación entre Hurtado y Mansilla, que culminó con un tiro de Tijanovich que salvó Aguerre. A los 33, Arias le tapó un remate rasante y con destino de gol a Maxi, en la mejor llegada de los rosarinos. Sobre el cierre, Aguerre se puso el traje de figura y salvó dos cabezazos que podrían haberle dado el triunfo al Lobo. Y, cuando nada lo hacía prever, una mano de Mussis en el área, el penal y la justa ejecución de La Fiera para la victoria.

 

Comentarios