Quedó en el ojo de la tormenta por la tremenda patada que le pegó a Exequiel Zeballos y que lo sacó de la cacha cuando apenas se jugaban 8 minutos del partido de Copa Argentina entre Boca y Agropecuario. Se trata de Milton Leyendeker quien, por esa jugada fue razonablemente expulsado.

"No fue mi intención. Yo voy firme a la pelota, justo me la puntea y lo engancho a él. Espero que no tenga nada, le pido disculpas públicamente, no fue mi intención pegarle”, aseguró el defensor con visible congoja.

Enseguida, volvió a decir que no fue su intención lastimar al "Changuito"“Yo juego al límite siempre, voy firme a la pelota y de hecho es mi primera expulsión de toda mi carrera. En ningún momento le quiero pegar, yo quiero ir a la pelota y la quiero tirar afuera. En ningún momento quise marcar territorio ni nada por el estilo. Le pido mil disculpas porque los saco de la cancha y espero que no tenga nada”.

Leyendeker aseguró que se quiere comunicar con Zeballos para disculparse: “Estoy viendo de conseguir el número para escribirle. De hecho fui al vestuario, me hicieron pasar, pero él no estaba… hablé con el Pipa (Benedetto) y le pedí disculpas para que se lo transmita a él. Si consigo el número le voy a escribir un mensaje y espero que no tenga nada. El Pipa me agradeció por ir a dar la cara y a pedir disculpas, me dijo que él le iba a decir”. 

Para cerrar, se refirió a su expulsión: “En la cancha pienso que con la amarilla esta bien y cuando me llama el árbitro me sorprendo por la roja por qué no hay VAR, no hay nada, pero cuando fui al vestuario y vi la jugada es una patada fuerte, pero no le quise pegar en ningún momento”.

Comentarios