El futuro de Mauro Icardi es incierto. Pese a que el delantero argentino aún tiene contrato con el club milanés hasta 2021, Wanda Nara, esposa y representante del atacante, está negociando la renovación por dos años más.

Según se pudo conocer a través de la prensa italiana, Icardi pide 10 millones de euros más para quedarse en Inter y no afloja en su pedido. Si la negociación no llega a buen puerto, el neroazzurro estará obligado a vender al delantero en el mercado de pases de mitad de año.

Real Madrid, Chelsea y PSG se encuentran a la espera por lo que pueda llegar a suceder con el futuro de Icardi, por lo que Inter deberá decidir rápidamente si acepta las condiciones de la estrella argentina o si lo deja mudarse a otro club europeo.

Comentarios