Nuevamente la violencia es el centro de atención en un partido de fútbol. Se estaba disputando la final de la Liga Posadeña entre Club Mitre y Sporting de Santo Pipó y tuvo que se suspendida a minutos del fin del del encuentro tras una brutal agresión que recibió el árbitro del partido de parte de un jugador de la visita.

En un clásico partido marcado por la fricción y utilización de la fuerza desmedida, el local ganaba 3 a 1 y a los 48 minutos del segundo tiempo (se habían adicionado 5), el juez Gabriel Cortínez expulsó por doble amarilla a Matías Benítez del Sporting, bicampeón de esta competición. Totalmente "sacado", su compañero Luis Maciel se le fue encima al árbitro y le pegó dos trompadas.

La policía ingresó inmediatamente al campo de juego.
Así quedó el árbitro tras la agresión (@doble5inco)

Cortínez quedó nocaut con sangre en su boca y tuvo que ser atendido por uno de los médicos que se encontraba en el campo de juego. No había ambulancia en el campo de juego (algo que es obligatorio) y debieron esperar cerca de una hora para llevárselo a atenderse en un nosocomio local.

Impactante imagen. Así quedó Cortínez (@doble5inco)

Según informaron, el agresor fue demorado en la Comisaría 17 de Posadas y liberado a las pocas horas. 

Comentarios