De visitante, San Martín de Formosa se lo empató sobre el final a Juventud Antoniana de Salta (1-1) y lo condenó al descenso del Federal A, lo que desató la locura de los jugadores salteños que generaron incidentes con los dirigentes rivales.

El tanto de la igualdad anotado por Facundo Suárez a los 43 del segundo tiempo (el Santo ganaba con gol de Ricardo Gómez), fue el desencadenante de los disturbios, que comenzaron con un enfrentamiento entre deportistas y terminaron con un hecho completamente inadmisible, el volante Claudio Acosta le arrojó piedras y otros proyectiles a la gente formoseña que se acercó al estadio.

Además, Gustavo Ortíz, Diego Giménez y otros futbolistas más se trenzaron con los jugadores de San Martín de Formosa, que no hacían otra cosa que celebrar como un desahogo haber salvado la categoría. Hay que recordar que en la previa también hubo momentos de tensión entre autoridades de ambos clubes.

Con esta derrota, Juventud Antoniana perdió la categoría y sumado al descenso de Gimnasia y Tiro (ambos jugarán en el Regional Federal A, la cuarta categoría del fútbol nacional, en la que participarán recién en el 2020), la provincia del norte del país se quedó sin representantes en el fútbol nacional.

Comentarios