River volvió a ser la Casa Blanca del fútbol argentino y el tremendo triunfo que obtuvo el elenco de Marcelo Gallardo en Santa Fe tuvo mucho que ver con la sapiencia, inteligencia y la ductilidad de Julián Álvarez, el mayor responsable del 5 a 1en terreno Tatengue.

El delantero cordobés fue la figura del partido, que sirvió para cortar la fatídica racha de tres encuentros sin convertir goles. El Araña se puso la pilcha de asistidor y fue protagonista de los dos primeros tantos en el estadio 15 de abril pero, aparte, cumplió con su habitual trabajo: convirtió dos y de esta manera se colocó a dos gritos del colombiano Borré, el máximo artillero en el ciclo del Muñeco en el Millonario

A los 28 minutos, Álvarez aprovechó un rebote fortuito y se fue solo para el arco. Definió contra el primer palo ante la salida de Mele y así volvió al gol luego de tres partidos sin convertir. 

Cuando uno anda derecho, hasta la suerte está de tu lado: rebote, corrida y definición.

Vale menciónar que Julián había sido justamente el autor del último gol de River antes de la sequía, frente a Alianza Lima, el día que se llevó dos pelotas por anotar seis tantos y batir todos los récords en un mismo partido.

Cuando se disputaban 3 minutos de tiempo adicional, el 9 recibió una habilitación magistral de Juan Fernando Quintero y volvió a definir como un crack, esta vez picando el balón ante el achique del arquero Tatengue.

El Araña ya la picó y el destino es inexorable. El pibe estuvo imparable y convirtió este lujo.

"Como siempre trato de dar lo mejor en cada partido, ayudar a la hora de recuperar, asistir o convertir. Si vienen los goles para ayudar al equipo, bienvenido sean", expresó en ESPN al término del partido. Al mismo tiempo que eligió el quinto gol del Millo, como el mejor de la tarde-noche santafesina. 

A propósito de la actuación del hombre al que le quedan cuatro encuentros con la camiseta de la Banda, su entrenador lo llenó de elogios: "Cuando no hace goles, dicen que tiene la cabeza en otra cosa. Julián está vendido, se nos va y juega como si fuera el primer partido, eso es contagio", cerró Gallardo. 

Comentarios