Ante la inminente salida de Lisandro Magallán al Ajax de Holanda y la necesidad de pelear por la Copa Libertadores en 2019, Boca sondea nombres importantes para poder reforzar la defensa de cara a lo que viene y uno de los elegidos es el de Walter Kannemann.

El defensor campeón de la Copa Libertadores con San Lorenzo y Gremio, es uno de los preferidos por la dirigencia Xeneize, aunque desde el club brasileño ya anunciaron que deberán abonar su imponen cláusula de rescisión: 20 millones de dólares.

"Es más fácil traer a Mbappé que pagar mi cláusula", bromeó Kannemann en diálogo con TyC Sports y agregó: "No se nada de Boca". Además, el defensor sostuvo que se encuentra "muy contento en Brasil".

Con respecto a un posible regreso al fútbol argentino, el Gringo afirmó que "el día que vuelva a Argentina no sé a qué club volveré" y que "juegue en el club que juegue, a San Lorenzo lo voy a querer toda la vida".

También se refirió a la polémica por la semifinal de la Libertadores con el Millonario"Como jugador no le voy a quitar merito a ninguno de los jugadores de River. Merecieron ganar los jugadores, felicitaciones para ellos. Demostraron que tienen un gran equipo. Lucharon hasta el final y no se dieron por vencidos, esa fue la clave para ganarle a Gremio".

El marcador central finalizó la charla con un palito para la Conmebol: "Lo que sí es verdad que hay cosas extra futbolísticas que ensucian un poco la imagen de la Copa, pero ojalá que algún día eso cambie y que todo mejore".

Comentarios