Desde la llegada de Pipo Gorosito, Tigre sufrió un cambio gigante. Si bien no pudo mantener la categoría, el equipo encontró una forma de jugar con la que le hace frente a cualquiera y ahora se cargó a nada más y nada menos que el último campeón en el partido de ida, a la espera de poder liquidar la serie en la vuelta.

"Fue una victoria merecida. Le ganamos a un gran equipo que tiene excelentes jugadores. Es una alegría enorme", declaró el DT al mismo tiempo que remarcó que aún no consiguieron nada. "Fue sólo un partido, todavía nos queda uno más contra un rival que tiene un gran entrenador y mucha jerarquía. La serie no está cerrada, mucho menos ante el campeón", señaló.

De todos modos, Pipo remarcó el gran nivel del equipo, que prácticamente borró de la cancha a Racing. "Hay que estar contentos por la forma en la que se jugó; fuimos mejores que nuestro rival. Anulamos algunas virtudes que tienen ellos y los agredimos. Tuvimos la pelota prácticamente durante todo el primer tiempo y la usamos bien, además de que tapamos sus circuitos de pase. Prácticamente no hubieron rendimientos flojos, fueron todos entre buenos, muy buenos y excelentes", cerró.

Recordemos que el Matador irá este martes a Avellaneda para intentar sellar la clasificación a las semis de la Copa de la Superliga.

Comentarios