Resulta lógico que en Luján crean en los milagros... Quizás más de un hincha se habrá acercado a la Basílica durante el partido que su equipo jugaba en Gerli y todo cambió en los minutos finales. El Porvenir ganaba 1-0 y hasta había tenido un penal a su favor, que Quiros le atajó a Mena en el amanecer del partido, y la visita estaba con 10 por la roja a Pighín. Sin embargo, a los 41 del segundo ingresó Juan Cruz Vera Borda y a los 43 igualó. Así, Luján, que se estaba quedando afuera del Octogonal, con el 1-1 ingresó, mientras que El Porvenir, que con el triunfo entraba, no logró meterse...

El local salió con todo, por la necesidad de ganar y empujó a Luján contra su área. Tuvo el penal de Mena y un par de llegadas claras, hasta que la visita lo fue emparejando y hasta contó con una muy clara, en la cual un remate de Chambi se estrelló en un poste.

Vera Borda grita su gol, el del pase de Luján al Reducido (Gentileza Gabriel Palladino).

El segundo tiempo tuvo de todo (mucho de ellos ya señalado), pero se caracterizó por los choques, las palabras entre los jugadores, los tumultos y lo cortado que resultaba el trámite. Las jugadas decisivas, por orden, fueron la expulsión de Pighín, el gol de Tarazona (aprovechó un rebote en el área y definió) para adelantar a El Porvenir y el empate de Vera Borda para Luján, en una jugada "sucia", que el ingresado mandó a la red con un tiro rasante.

Por lo cortado que resultó, el árbitro Cristian Suárez (de floja labor), adicionó 8 minutos y Luján estuvo cerca de quedarse con el triunfo. El empate "milagroso" le alcanzó y ahora visitará a Excursionistas en el Reducido.

Comentarios