Cuando uno se junta con los amigos del barrio, o de la vida, a jugar un partido de fútbol, más allá del lugar que ocupe en la cancha siempre quiere hacer un gol. Cada uno lo festeja a su manera, tal vez tratando de copiar lo que hacen aquellos a los que uno ve por TV o en la cancha. El gol es el momento más lindo del fútbol, aunque tal vez algún arquero nos quiera decir lo contrario.  

Llegar a jugar en la Primera División de un club también es un momento de felicidad y emoción. Y ya en Primera, sin importar la categoría, conseguir un gol, es lo que uno esperaba desde chiquito. Y al convertirlo, muchas cosas se vienen a la mente, que tal vez hasta sea complicado explicar lo que se vive.

Santiago Guzmán tiene 20 años, es el volante de creación de Yupanqui, puntero del Clausura de Primera D al cabo de las dos fechas iniciales, y el fin de semana logró sus primeros goles en el 4-2 a Juventud Unida.

En diálogo con Crónica del Ascenso dejó en claro que recordó los sacrificios de su familia, en especial de su abuelo Ernesto, quien no pudo verlo debutar, pero sin dudas desde el cielo los habrá festejado.

Santiago y su abuelo Ernesto.

"Detrás de esos goles hay recuerdos del sacrificio que hicieron mis viejos, mi familia, mi novia. Los sacrificios que hacía mi abuelo, al que ya no tengo. Y se lo dedico a él, a mi abuela y a mi tía", nos contó, quien arrancó en el baby en el club La Salita, un club de barrio de Monte Chingolo. En cancha de once lo hizo en Talleres de Escalada (Inferiores y Juveniles), después en Aldosivi de Mar del Plata, Dock Sud y ahora en Yupanqui, donde debutó en Primera este año.

-Hablaste de sacrificios de tu abuelo, ¿a qué hacés mención?

-De chiquito me llevaba a jugar, cuando mis viejos no me podían llevar por un tema de plata... Él hacía todo por verme jugar. Me compraba lo que necesitaba para que yo pudiera hacer este deporte. Mi abuelo Ernesto falleció el año pasado.

-Y el recuerdo tuyo y la emoción, ¿fue más en los goles o en el momento del debut?

-Ahora con los goles, sin dudas. Me acuerdo mucho de todo lo que hicieron en mi familia.

-Arrancaste muy bien en estos partidos...

-Sí, con el pie derecho, como se dice siempre. Le ganamos a Sportivo Barracas, donde di dos asistencias, y contra Juventud Unida, gracias a Dios se me abrió el arco, lo que tanto espera uno, y pude anotar dos goles que sirvieron para que el equipo vuelva a ganar.

-Y Yupanqui también empezó el Clausura con todo. ¿Para qué está el equipo?

-Nuestro objetivo es ascender y para eso vamos a luchar. En el Apertura no nos fue nada bien, no conseguimos resultados positivos. Ahora arrancamos bien, el torneo es corto y queremos ganar todo lo que sea. En el Apertura, Centro Español se consagró empatando partidos al final, pero como había ganado varios seguidos de arranque, le alcanzó.

-¿Qué tienen para ilusionarse con ser protagonistas?

-Trabajo, sacrificio y humildad. Día a día entrenamos con el fin de mejorar. Tenemos perfil bajo. Nosotros no ganamos nada y estamos seguros y confiados en lo que hacemos.

Comentarios