Matías Almeyda fue el entrenador de River en la segunda categoría del fútbol argentino y el primero en poner el pecho en una de las situaciones más complicadas para la institución de Núñez. En el noveno aniversario de la vuelta a Primera del Millonario, el ex volante central dejó sus sensaciones de lo que fue un difícil año para los riverplatenses.

"El día del ascenso sentí que River volvía a ser River otra vez. Y que volviera a ser River en menos de un año, no tenía que pasar un año. Fue duro, el torneo era parejo, con Central, Quilmes e Instituto", resaltó Almeyda. Un campeonato con muchos altibajos para La Banda, pero la ayuda de los referentes fue vital para acompañar a los más jóvenes.

"Yo aconsejaba a los jugadores de no salir a comer afuera, no se podía nada de eso; era un año que había que dedicárselo al club y a la gente", destacó el actual entrenador del San José Earthquakes de la MLS. Además, aseguró que "ese año sirvió para que la gente saliera por todos lados".

Por último, mencionó que "todos hablaban de River y si ganabas 1-0 habías jugado mal, si ganabas 7-0 no jugabas contra nadie". "Se tenía que vivir tanto dolor para tanta alegría de todos estos años", concluyó.

Comentarios