El domingo pasado, Guillermo Barros Schelotto decidió dejar sin acción a Mauro Zárate del partido contra su ex equipo, Vélez, en el cual el xeineize ganó por un claro 3 a 0.Es que todavía no cesa la bronca que quedó en Liniers por su pase a Boca.

"Mauro quería jugar, pero elegí reservarlo y no exponerlo. Darle la tranquilidad de no ponerlo en esa situación. Fui jugador y sé que, más allá del profesionalismo, le iba a jugar en la cabeza en algún momento", contó el Mellizo, tras el triunfo con Vélez.
 

Este jueves en Aeroparque, cuando la delegación de Boca partía rumbo a Formosa para el encuentro de Copa Argentina frente a San Martín de Tucumán, Zárate charló con los periodistas.

Ante la pregunta si le hubiera gustado jugar el otro día, el delantero contestó enfáticamente: "Siempre"
 

 
 

Comentarios