Cunado todo parecía que la continuidad de Mauro Zárate en Boca estaba encaminada, una cláusula de rescisión que muy pocos recordaban alejan al delantero de la entidad Xeneize.

La estadía del ex Vélez con el club de la Ribera finaliza este 30 de junio. Sin embargo, nadie estaba preocuado de su sitaución porque existe una cláusula que renueva automáticamente el contrato el jugado por 12 meses más.

Zárate termina su contrato con Boca el 30 de junio.

No obstante, nadie en el Xeneize recordaba que esa misma cláusula iba a tener efecto en el caso de que Zárate haya jugado el 50 por ciento de los partidos en la temporada, objetivo que no se cumplió: Boca disputó 33 encuentros oficiales de los cuales el futbolista participó en 18 y solo en nueve estuvo en cancha el tiempo requerido.

En ese contexto, la dirigencia boquense deberá analizar con suma urgencia el caso ya que a fines de junio, el jugador debería irse del club y buscar nuevos rumbos. 

Comentarios