La diferencia que mostró Mitre sobre Deportivo Roca, a lo largo de todo el partido, recién lo pudo cristalizar en el final, cuando Cadenazzi puso la diferencia justa en el marcador, para vencer a un voluntarioso rival que, paradójicamente, se había puesto en ventaja en el primer tiempo, pero el árbitro anuló de manera errónea, argumentando que Prieto la había parado con la mano antes de definir.

De todas maneras, Moscaritolo fue el que sostuvo el empate durante el primer tiempo con unas seis intervenciones importantes y también en el segundo tiempo le dio a Roca, la seguridad que su línea defensiva no podía dar.

Mitre mostró mayor jerarquía que los rionegrinos que promediando el segundo tiempo ya había decidido resignarse en ofensiva para poder parar a los delanteros y volantes de Mitre, que llegaban casi siempre con pelota dominada al borde del área grande.

Y fue necesario un pase filtrado ante una defensa que salía del área, para que finalmente Mitre pudiera conseguir ese gol tan deseado. Que dejó, como conclusión que no basta con ir a buscar constantemente, se necesita ese toque sutil, esa habilitación que rompa con cualquier sistema defensivo.

Ahora Mitre deberá esperar al choque entre Sarmiento de Resistencia y Estudiantes de La Plata, para saber cuál será el próximo rival del conjunto santiagueño.

Comentarios