-¿Te suena el 9 de marzo?
-La respuesta no tarda en llegar aunque la primera reacción sea una sonrisa. Para Laferrere, un partido con River es de lo más grandioso que le puede ocurrir. Y más para alguien como Néstor García, con una vida de casi 20 años en el club interrumpida solo por sus pasos por Midland (2011 y 2019), Tristán Suárez (2016-2018) y Deportivo Merlo (2019-2021). El Castor, apodo que le pusieron sus compañeros de inferiores por sus dientes, aguarda con ansiedad el encuentro de Copa Argentina frente al notable equipo de Marcelo Gallardo a la vez que se permite soñar con un batacazo.

-Lo puse en un estado: creo que son momentos que uno tiene que disfrutar en el fútbol. Por ahí cuando empieza en ésto, dice: "arranco a jugar, llego a primera y lo hago en un club grande o los enfrento".

Por una cuestión u otra no llega. Sabiendo que me queda poco hilo en el carretel, que te llegue un momento así contra el mejor equipo de América, es algo que quiero disfrutar. Después, tratar de transmitir nuestro juego esperando que la moneda caiga de nuestro lado. Va a ser muy difícil; ojalá podamos regalarle una alegría a la gente de Lafe. O en su defecto, darle competencia al mejor del continente.

-¿Tenés una parte de tu corazoncito reservado para un club de la A?
-Sí, soy de Boca
, pero como mi hijo es de Independiente, miro más al Rojo que a Boca.

-¿De qué manera viviste el partido con River de la Copa 2018, el del famoso arbitraje del brasileño Daronco?
-Lo ví con mi nene Tiziano, de 13 años. Para mí el de Pinola a Benítez fue penal y para colmo no lo revisaron como correspondía. Mi hijo estaba recaliente. Imaginate que se hizo socio y va a la cancha. Yo más bien lo miré desde el costado de un futbolista pero igual pensé como podían robar de esa manera a un equipo.

-¿Lo tomarías como un desquite si les pueden ganar?
-Y si...sería hermoso. Se lo dedicaría a mi familia.

-¿Y si juega Pinola?
-Me acercaría para decirle: "como nos robaste". ¿Por qué no? De una. Se lo digo.

-Por tu posición podrías marcar a Juanfer Quintero...
-Si juega, seguro. Y ya aviso que iría al roce con él. Vamos a hacerle sentir la categoría, que vea como se juega en la C. En la cancha le diré: "sos crack pero te la voy a dar por donde te toque".

-¿A quién admirás de River?
Admiraba mucho a Leo Ponzio.
Me encantaba. Un líder bárbaro. Cuando se retiró le conté a mi hijo que era insultadísimo y que nadie lo quería en River. Ahora lo aman. ¿Viste cómo son las cosas del fútbol y de la vida? Lamento no poder enfrentarlo porque es al único al que le hubiera pedido la camiseta. Si viene otra, bienvenido, pero yo quería la de él.

-Si llegaran a los penales, ¿te anotás en alguno?
-Por supuesto. Yo tengo que patear uno. Las veces que me tocó hacerlo en definiciones, me encargué del tercero.

-Imaginemos que Armani te viene a intimidar...
-Franco nos mandó mensajes por el ascenso que obtuvimos con Deportivo Merlo, porque él jugó ahí. Ahora yendo a ese momento, capaz que el arco se me pone como la puerta de mi casa: chiquitito.

-Sin decir la dirección del penal, ¿se acomoda o se asegura?
-No, no. Fuerte siempre. Yo que soy medio bruto le doy con un fierro.

La frase de Néstor García

"Hace dos años se le ganó a Estudiantes de La Plata. ¿Cómo no vamos a tener derecho a soñar. Yo no estuve en esa oportunidad porque me encontraba en Deportivo Merlo pero fue algo hermoso y lo disfruté mucho. Será duro pero vamos a intentarlo", afirmó.

Néstor García habló sobre su posible retiro

Tiene 35 años. Por ende vivió más de la mitad en Laferrere. Además es del barrio, el cual recorre recibiendo el cariño de la gente.

"Como hincha viví el ascenso del 2002; estando en el selectivo me tocó lo más triste que fue el descenso. Y jugando me tocó afrontar varias finales perdidas o caídas en semi o cuartos", comentó.

-¿No querés dejar el fútbol sin sacarte la espina en el club que amás?
-Justo hablaba con un amigo en el Poli de Lafe y le decía: "yo no puedo retirarme sin ascender con este club". Quiero lograrlo y ahí sÍ sabré que mi carrera está culminada. Sería lo más lindo que me puede pasar.

-¿Si suben a la B Metro te podés retirar tranquilo?
-Exacto. Me puedo retirar tranquilo porque habré conseguido lo que más deseo. El sentimiento hacia el club es incodicional. Por cada fracaso que hemos tenido, llegué a mi casa, me puse a llorar y mi señora no sabía como consolarme. Me decía: "si no fue este año será en el próximo". Lo que siento por Lafe es inexplicable.

-¿Por qué creés que les cuesta pegar el salto?
-La verdad, no se. Es lo que nos preguntamos todos los años, cada vez que nos quedamos en la puerta. Se han armado planteles espectaculares, han venido cuerpo técnicos recontra ganadores y tenemos una hinchada que te apoya en todo momento nos vaya bien o mal. Fijate que acá en el barrio me paran y me dicen: "Castor, Castor, vamos que éste es el año".

-¿Este desafío que planteaste te llevó a rechazar otras propuestas?
-Si, le dije que no a equipos de una categoría superior; mismo Deportivo Merlo que me hizo un ofrecimiento para que me quede. Con Los Andes también estuvimos ahí, pero pegó en el palo. El presidente de Lafe, Gaby Aranda me llamó para preguntarme si quería volver al club y no lo dudé. Además llegó Cristian (Aldirico), cuya propuesta me gusta.

La frase de Nésto García sobre sus deseos con Laferrere

"El día que Lafe suba será hermoso. Saldré a la puerta de la casa a cantar y llorar. En la cancha bajaré a mis nenes Tiziano, Alma y Ada de la tribuna y daré la vuelta con ellos. Después abrazaré y le daré un beso a mi señora Karina para decirle: "gracias por haberme apoyado siempre". La verdad que la gorda es incodicional", cerró.

Comentarios