La estadía de Lucas Pusineri en Independiente estuvo cargada de vaivenes. En ningún momento logró la aceptación total, ni siquiera cuando alcanzó los trece encuentros invictos. Sin embargo coqueteó con la posibilidad de llegar a las semis de la Sudamericana y por algunos pasajes se ilusionó también con la Copa Diego Maradona, pero se quedó en el camino de ambas y la dirigencia tomó la decisión de no renovarle contrato.

Justamente esa determinación de la CD llegó pocos días después de confirmarlo en el cargo, algo que le generó cierto malestar al DT: "No siento que lo hayan hecho adrede, hubo muchas idas y vueltas. Tengo la sensación que se hizo un buen trabajo, a pesar de no coronarlo con un campeonato. Después de la cuarentena los números son buenos, logramos el 55 por ciento de los puntos. Tuvimos un vestuario mucho más importante", inició su relato en diálogocon TYC Sports.

Y agregó: "El 2 de enero cuando nos hicimos cargo del plantel habían situaciones difíciles que venían siendo arrastradas del semestre anterior. Abandonaron el club 17 jugadores, tuvimos un vestuario sano y eso nos llevó a tener 13 partidos invictos. Ante la primera derrota uno no puede estar en duda".

Por último, Pusi cerró: "Siento que los jugadores me respondieron, hubo un vestuario pulcro. Y eso se ve en la exigencia de los futbolistas. No pudimos ganar pero dejamos la vara alta".

Comentarios