El entrenador de Racing, Eduardo Coudet, se mostró conforme por el desempeño de su equipo en la igualdad 1 a 1 ante Corinthians en San Pablo por el partido de ida de la primera fase de la Copa Sudamericana de fútbol, pero se lamentó por no haber marcado el segundo gol, para "cerrarlo".

"Nos faltó el segundo gol para cerrarlo. Hicimos un gran partido, era un partido incómodo, ya que estaba pensado así por el del lunes", en alusión al cotejo que tendrá ante Godoy Cruz de Mendoza por la Superliga de Primera División, en la que Racing es puntero. 

El Chacho añadió que "jugamos con cambios pensados por los jugadores que tienen molestias, para que estén bien para el partido del lunes, no podíamos tomar riesgos".

"Jugamos un buen fútbol, impusimos condiciones ante un rival muy difícil, volvimos a ser nosotros. La bronca del final por un resultado injusto", afirmó Coudet debido a que Corinthians le empató sobre el final cuando Racing había realizado méritos para ganar.

Respecto del gol de Corinthians indicó que "ellos se jugaban a la pelota parada y lo igualaron así. Jugar en Copa de visitante es así. Es duro, pero lo hicimos muy bien".

Por otra parte, se negó a declarar respecto de la situación de Ricardo Centurión, separado del plantel por decisión de la institución por gesto contra Coudet en el partido que Racing perdió ante River por 2 a 0, el domingo pasado, y señaló que "sólo voy a hablar de situaciones grupales. No voy a hacer otro tipo de declaración".

Comentarios