Es uno de los emblemas del equipo, que los hinchas saludan con placer todos los fines de semana. Es que Julio Buffarini, por su entrega, es el preferido de los fanáticos y este jueves, tuvo la "valentía" de patear el quinto penal cuando Central ya había convertido el suyo.

Pero más allá de esto que parece anecdótico, para Buffarini fue que "se cortó lo malo y ojalá este sea un punto de despegue para Boca". Asimismo, el defensor explicó que "tenía unos nervios bárbaro,  necesitábamos el título para confiar en nosotros".

Luego, explicó que "claro que éste es un título importante. Como lo era los anteriores también. Es un título más para el club... y creo que creamos muchas situaciones claras de gol".

Comentarios