Boca superó a Palmeiras por 2 a 0 en la Bombonera por la ida de las semifinales de la Copa Libertadores de América y más allá que la figura del encuentro fue el Pipa Benedetto por sus dos goles, quien se destacó por su despliegue y pegada fue Lucas Olaza, quien contó sus sensaciones tras el triunfo.

"Mirá lo que es esto, el ambiente es inmejorable", soltó el lateral izquierdo del Xeneize en diálogo con Fox Sports apenas se había consumado la victoria de su equipo. 

"Fue un partido durísimo, tuvimos que trabajar de a poco porque es un gran equipo", agregó el defensor.

 El uruguayo se mostró calmo con respecto al pase a la final y consideró difícil el encuentro de vuelta en Brasil, a pesar de la ventaja: "Dimos un gran paso pero todavía faltan 90 minutos muy complicados".

También, se lamentó por el tiro libre que le sacó Weverton, en la jugada que luego derivó el corner del 1-0: "Fue una muy buena atajada" 

Comentarios