El sábado pasado, hinchas de Newell's visitaron el hogar del Brujo Manuel en Gorina, el mismo lugar al que visitan cientos de personas a diario para apelar a sus "poderes energéticos" para contratar sus servicios cuando las virtudes deportivas necesitan un "empujón".

Allí, el gurú aceptó colaborar con la Lepra, que este jueves, en el estadio de Arsenal, juega el clásico frente a Rosario Central por los cuartos de final de la Copa Argentina. 

Su participación fue corta y se redujo a ese "primer trabajo", ya que fue amenazado de muerte y recibió una lluvia de piedras en su casa.

Una vez viralizada la "contratación" por parte de fanáticos de la Lepra el viernes pasado, comenzaron los problemas para Manuel. Recibió varios llamados intimidatorios a su celular. 

Todo esto sucede en el marco de un clásico que se disputará sin público porque las autoridades y los organismos de seguridad no se pusieron de acuerdo, por temor a incidentes y sus consecuencias.

Y las amenazas no pararon, durante las dos últimas noches, la casa de Manuel fue apedreada en reiteradas ocasiones

"Yo tengo una familia, hijos; así no trabajo. Nunca viví una situación similar, y eso que trabajo en La Plata, donde también hay un clásico importante. Yo estoy para hacer el bien", afirmó el brujo.

Comentarios