En La Ciudadela, hubo un duelo de realidades dispares, por la ida de la fase inicial de la Copa de la Superliga. Por un lado, estaba el local, San Martín de Tucumán, recientemente descendido a la B Nacional. Por el otro, Unión, el visitante, que jugó con suplentes, ya que el miércoles jugará por la Copa Sudamericana. El Tatengue ganaba, pero sobre la hora el Ciruja lo igualó, y el 1-1 final fue justo. El desquite tendrá lugar en Santa Fe el próximo domingo a las 17.45, y el ganador de esta eliminatoria jugará ante el vencedor de Colón-Tigre.

Empezó mejor el local, gracias a la movilidad de sus volantes. La más clara para el Santo estuvo en los pies de Matías García, quien luego de una buena jugada colectiva remató fuerte al arco pero la pelota se fue por arriba del horizontal.

Pero el que pegó más fuerte fue la visita, que rompió el cero gracias a un cabezazo goleador de Cuadra.

Cuadra lo gritó con todo (prensa Unión).

En la segunda etapa, el local fue en busca del empate, pero el travesaño le negó el grito sagrado a Gonzalo Rodríguez. El Ciruja siguió insistiendo, mientras que la visita apostó a la contra. Hasta que en el final se hizo justicia gracias al cabezazo de Acevedo. 

Acevedo lo empató sobre el final (prensa San Martín Tucumán).

Comentarios