La tolerancia, en Argentina, no goza de buena salud. Ariel Holan -en 2017- se encaminaba a ser un prócer contemporáneo para Independiente, pero de a poco fue perdiendo consenso. A la hora de argumentar esa pérdida de respaldo aparecen en consideración muchas cuestiones: el año pasado perdió la Recopa (ganó la Suruga Bank), quedó eliminado de la Copa Argentina ante Brown de Adrogué, no clasificó a la próxima edición de la Libertadores y arrastra una racha pobrísima en cuanto a resultados, ya que ganó apenas 6 de los últimos 22 encuentros disputados.

Esta crisis se agrava porque no estuvo fino a la hora de incorporar refuerzos y porque su relación con los referentes del plantel nunca fue muy amena. El contexto es desfavorable por donde se lo mire y los cuestionamientos crecen de manera sideral, aunque el propio entrenador considera que todavía "tiene banca".

Al menos este jueves lo dejó en claro en una conferencia de prensa riquísima, en la que no sólo habló de fútbol sino que tocó diversos temas: "¿Qué respaldo perdí? ¿El de Twitter? ¿Vos confiás en todo lo que sale en Twitter? Eso no existe. Hay operetas, intereses... No hay un solo hincha de Independiente en la calle que no me pida que aguante. Hay intereses económicos, lo sabemos todos. Hablemos de fútbol, no de payasadas", inició su relato.

Y de inmediato agregó: "Esa ansiedad y locura que tenemos en la Argentina me llama mucho la atención. En todas las áreas y proyectos. ¿Qué proyectos? Saquémonos las caretas y dejemos de decir barbaridades", concluyó.

Comentarios