No es ninguna novedad que Tigre llegó diezmado a la semifinal. El equipo de Pipo Gorosito cuenta con siete lesionados en el plantel, por lo que no era sencillo este primer partido. Ahí es donde los jugadores que no juegan habitualmente, se hicieron presente y le demostraron al Pipo que puede contar con ellos. Uno de ellos es Juan Ignacio Cavalaro, autor de dos goles en la goleada de ayer.

"Estoy muy contento con el rendimiento mío, pero me voy más feliz por el rendimiento del equipo", comentó Cavalaro.

Además, se refirió a las actuaciones de los jugadores que tuvieron que reemplazar a los habituales titulares: "Tenemos un equipo con muchas bajas, y hoy les llegó la chance a algunos que no tenemos tantos minutos. Creo que por suerte rendimos todos bien y se vio reflejado en el resultado".

Por último, se ilusionó con poder obtener el título de la Copa de la Superliga: "Estamos a un partido de jugar la final y poder quedar en la historia del club, ojalá se nos dé".

Comentarios