Otra vez sopa. Porque Ricardo Centurión volvió otra vez al centro de la escena. Mientras Racing se prepara para jugar un clásico determinante ante Independiente, el mediocampista, separado del plantel profesional por el desplante a Eduardo Coudet en la cancha de River, llegó tarde al entrenamiento de la Reserva y comenzaron a tejerse varios rumores en torno a su demora. Y una historia en Instagram develó todo: Centu pasó la noche junto con dos compañeros de Reserva y un grupo de amigas. Su futuro parece estar cada día más complicado en Avellaneda...

8 de la mañana. Esa era la hora señalada para que los jugadores de la Reserva que dirige Juan Ramón Fleita se presenten a entrenar, para arrancar media hora después con el análisis de los videos de rivales del fin de semana. Sin embargo, Centurión se presentó a entrenar a las 9.05. Desde el club manifiestan que el jugador tenía permiso de llegar a las 8.50, pero lo cierto es que llegó tarde.

La publicación que luego borraron.

¿El motivo? Ricky pasó la noche junto con un grupo de amigas y una de ellas, Catalina Gastaldi, publicó una historia donde se lo puede ver en la previa de una salida. En la imagen se lo puede ver en una casa también junto con dos compañeros de la Reserva, Juan Caceres y Gonzalo Córdoba, con quien tiene una larga amistad dado que los dos se criaron en Villa Corina.

Córdoba trabajó en dos etapas con el plantel profesional y en ambas ocasiones fue bajado nuevamente a Reserva. Distinto es el caso de Cáceres, a quien Centu conoció recién ahora. Rápidamente hicieron buena migas y ayer, luego del entrenamiento, el chico publicó una foto en las redes sociales, donde lo calificó como su nuevo "compa".

Este nuevo incidente no hace más que salpicar leña al fuego entre Racing y Centurión. Las horas parecen estar contadas. Coudet desde el primer momento no quiere saber más nada. Y el presidente Víctor Blanco y el manager Diego Milito parecen haberse cansado. Todo indica que Ricky tendrá que empezar a armar las valijas en la Academia.

Comentarios