Ante los problemas que se encontró Marcelo Gallardo con las canchas de Punta del Este, River decidió irse antes de la ciudad uruguaya para continuar la puesta a punto en Buenos Aires. Pero antes de partir, el Muñeco aprovechó la playa oriental para llevar a cabo el entrenamiento matutino.  

Antes de irse de Punta del Este, River entrenó a la orilla del mar.

La práctica comenzó a las 8 de la mañana y los jugadores hicieron una serie de trabajos en los que el grupo se dividió en ocho postas, que iban desde el famoso beach fútbol, a pasadas en velocidad con carga, laburos de coordinación, saltos con tensores, trabajos de reacción entre estacas y más.

River jugará su primer amistoso este martes, a las 22.10, ante Nacional de Uruguay.

Comentarios