San Lorenzo no puede festejar en su casa. Le cuesta y mucho. El empate de esta tarde ante Tigre (1-1) significó su décimo partido consecutivo sin poder ganar en el Nuevo Gasómetro (el último fue el 12 de diciembre de 2021, cuando se impuso 3-2 a Newell’s) y combinó siete empates con tres derrotas en sus presentaciones de este año en su casa.

Si bien existe preocupación en sus hinchas, por otro lado ven el vaso medio lleno teniendo en cuenta que se mantiene invicto en la Liga Profesional -una victoria y cuatro empates-, con un equipo plagado de muchos pibes y juveniles qu están dando los primeros pasos. Y con un nuevo entrenador, como Rubén Darío Insúa, que también tuvo poco tiempo de trabajo y mientras espera la llegada de algún refuerzo, busca armar plantel que pueda pelear lo más arriba posible.

Los dos mostraron sus intenciones de jugar en el campo rival, pero San Lorenzo fue más profundo y sus credenciales fueron Nicolás Fernández Mercau y Adam Bareiro.

En el primer cuarto de hora pasó un hecho llamativo que fue la lesión del árbitro Ariel Penel, quien acusó “no puedo pisar”. El juez dio muestra de molestias en su gemelo derecho y fue reemplazado por el Héctor Paletta. Luego Penel confirmó que tuvo un desgarro.

Luego partido entró en una meseta hasta que a los 24 minutos Facundo Colidio hizo una gran jugada gambeteando de izquierda a derecha y se le dio a Lucas Blondel que tras una gran maniobra definió cruzado para abrir el marcador.

San Lorenzo buscó el empate y tuvo chances, pero careció de puntería. En tanto que Tigre con menos posesión fue más práctico para el ataque, pero no pudo ampliar su diferencia.

En el final del primer tiempo llegó la polémica por una jugada en la que Colidio la tocó con el pecho y los jugadores de San Lorenzo reclamaron mano, pero Paleta no recibió el llamado del VAR y dio por terminados los 45 minutos iniciales.

En el complemento el Ciclón fue por el empate y a los 22 minutos Bareiro fue pisado por Abel Luciatti dentro del área y Paletta primero no sancionó falta. Luego recibió el llamado del VAR y tras analizar la jugada en el monitor decidió aplicar el penal a favor de San Lorenzo. El propio Bareiro lo ejecutó y consiguió el empate.

El encuentro se hizo de ida y vuelta y Tigre pudo haber convertido el segundo por medio de un remate de Lucas Menossi que pasó cerca. En tanto que San Lorenzo también tuvo una por medio de una diagonal y el emate del ingresado Nahuel Barrios, pero al final no se sacaron ventajas y se llevaron un punto cada uno.

A CONTINUACIÓN, LOS DOS GOLES DEL PARTIDO

 

Comentarios