El gesto fue claro, apenas duró 5 minutos en cancha. Era el regreso de Ricardo Centurión en Racing, luego del mal trago en el Monumental. Después de haber visto los 90 minutos del triunfo de la Academia ante Central en el banco de suplentes, el Chacho lo volvió a sentar a su lado. Aunque en esta oportunidad, le dio la posibilidad de ingresar. Pero sintió una molestia muscular y tuvo que abandonar el campo de juego.

Este martes, le realizaron los estudios para saber el grado de la lesión y los resultados arrojaron que padece una distensión en el semimembranoso derecho por lo que estará, al menos, 15 días sin poder jugar.

Comentarios