Previo al partido contra San Martín de Tucumán, la enfermería de River ya contaba con varios pacientes y el triunfo ante el Ciruja también le costó caro al Millonario, pues debió lamentar más bajas. De todos modos, tras someterse a los estudios, Ignacio Fernández transmitió un poco de tranquilidad al zafar del desgarro. Lo del mediocampista se trató de apenas "una leve distensión", según contó el propio Fernández al retirarse de la Clínica Rossi.

La mala racha de lesiones del Millonario comenzó ante Racing, en el Monumental, donde Marcelo Gallardo se quedó sin Exequiel Palacios (fractura proximal de peroné derecho) y también perdió a Enzo Pérez (molestia muscular en el recto anterior izquierdo).

Al partido siguiente, contra Banfield en el Florencio Sola, se concretó la baja de Gonzalo Montiel (esguince de rodilla derecha), y el domingo en Núñez la enfermería de River recibió a Milton Casco (fractura de clavícula derecha) y a Nacho Fernández, con una molestia muscular en el isquiotibial izquierdo.

En efecto, se potenció la preocupación de Gallardo, pues se temía un posible desgarro, pero este lunes a la tarde se conoció que el jugador padeció sólo una distensión, que lo mantendrá alejado de las canchas por alrededor de dos semanas.

Así, Fernández estará ausente ante Newell's y Atlético Tucumán, ambos por la Superliga, y también se perderá el debut millonario en la Copa Libertadores, el miércoles 6 de marzo en Perú, ante Alianza Lima.

Zafaron dos

En tanto, si bien Juan Fernando Quintero y Robert Rojas también finalizaron el encuentro ante los tucumanos con diferentes molestias, ambos evolucionaron favorablemente, por lo que evitaron tener que someterse a estudios médicos.

Mientras que el colombiano había padecido una molestia muscular en el isquiotibial derecho, el defensor paraguayo concluyó el partido con un fuerte golpe en un tobillo. De todos modos, ambos están recuperados y a las órdenes del entrenador.

Comentarios