Si bien el hincha suele ser cauto cuando se acercan épocas de definiciones, o al menos eso intenta, la realidad es que Racing está más cerca que nunca de lograr un nuevo campeonato y la euforia marca la cancha.

El triunfo ante Belgrano en Avellaneda y la posterior caída de Defensa ante Patronato, hicieron que la Academia cerrara otro finde perfecto y que ahora necesite de tan solo de un triunfo ante Tigre en Victoria en la próxima fecha, para poder consagrarse.

En un primer momento la idea de la dirigencia era solicitar la posibilidad de que haya visitantes en el partido en Victoria, pero del lado del Matador, que está jugando a todo o nada por la permanencia en Primera, denegaron terminantemente que pudieran asistir a este encuentro los hinchas académicos.

Por eso, una vez conocida esta negativa, Victor Blanco y compañía empezaron a barajar las alternativas para que la gente pudiera festejar en caso de que ya en el próximo encuentro Racing termine sacando un buen resultado que le permita volverse a Avellaneda con el título abajo del brazo.

La idea, entonces, es poder abrir las puertas del Cilindro para que la gente se acerque y vea el partido con el Matador en pantalla gigante, a la espera de un triunfo que los corone.

De todos modos esta posibilidad está puesta a consideración de la APreVide, aunque se supone que no habría ningún problema en que el organismo termine accediendo, más allá de que en un primer momento se especulaba con la posibilidad de que la cancha no se habilite ni siquiera para el último partido, por el desprendimiento de la mampostería que impactó en la cabeza de un hincha en el cotejo con Belgrano.

Pero nada de eso sucedería. Juan Manuel Lugones, titular del organismo, afirmó que no habrían inconvenientes para abrir las puertas del Cilindro y que ellos se encargarían de la seguridad.

Recordemos que el partido entre Racing se jugará en simultaneo con el de Defensa, que recibirá a Unión en Florencio Varela, en horario a confirmar.

Asimismo, si bien no se hizo oficial, el ingreso al Cilindro tendría un costo inferior a los 400 pesos, que es lo que vale una entrada popular.

Comentarios